Visítanos en las redes sociales

Salud

COVID 19: Así es como ataca el virus a tu cuerpo

Publicado

el

merlin 169258314 bd0f76c6 0a60 43f4 b573 b72f9c7326b8

Tras el aumento de casos de COVID-19 que se han reportado en México y el mundo, durante las últimas semanas, las autoridades sanitarias han hecho un llamado a los pobladores para continuar con las medidas de higiene como el uso de cubrebocas. 

El subsecretario de Salud, Hugo López-Gatell, informó en semanas pasadas que el alza de contagios se debe a la propagación de las subvariantes BA.4 y BA.5 de ómicron, y dijo que ‘hay noticias que no son agradables, pero también hay alentadoras’, pues ‘se espera una enfermedad mayormente leve’, detalló. 

Pero, ¿te has preguntado cómo actúan estas subvariantes en nuestro cuerpo y qué es lo que pasa cuando el virus lo recorre? De acuerdo con un reportaje de BBC News Brasil, esto le sucede a tu cuerpo cuando el virus entra en él. 

Día 0: Infección 

La historia da inicio cuando tenemos contacto con alguna persona que tiene COVID, sea o no asintomática. Si habla, tose o estornuda, puede liberar pequeñas gotas de saliva que transportan el virus. 

La cantidad de virus varía de un individuo a otro. ‘Algunos tienen una carga baja, 10 mil copias virales por mililitro de saliva”, dijo el virólogo José Eduardo Levi, coordinador de investigación y desarrollo de los Laboratorios Dasa a BBC. 

Estas pequeñas gotas infectadas pueden quedar sobre nuestra cara, o permanecer suspendidas en el ambiente durante minutos o incluso horas, en el segundo caso, podríamos inhalar las partículas que ahí se encuentran y contraer la infección. 

A partir de ahí, comienza la ruta común de cualquier virus: invadir la célula dentro de nuestro cuerpo y utilizar toda la maquinaria biológica para reproducirse. 

Días 1, 2 y 3: Incubación 

Luego de que el SARS-CoV-2 invade nuestro organismo, la siguiente etapa consiste en liberar miles de copias en célula invadida y avanzar en nuestro cuerpo, comienzan a trabajar en la superficie de la cara, y finalmente, llegan a los pulmones. Durante estos días, la presencia del virus no genera ningún síntoma. 

“Y hemos notado en los últimos meses que el tiempo de incubación de las nuevas variantes ha disminuido”, señaló el virólogo Anderson F. Brito, investigador científico del brasileño Instituto Todos pela Saúde para el reportaje de la BBC. 

La incubación de la variante alfa duró un promedio de cinco a seis días, según un informe de la Agencia de Seguridad Sanitaria del Reino Unido. 

No obstante, con la aparición de las nuevas variantes y sus respectivos sublinajes, el periodo de incubación y la aparición de síntomas se ha reducido cada vez más. 

Días 4 a 14: aparición y evolución de los síntomas 

Después de que el virus avanza a través de las vías respiratorias superiores, logra llamar la atención de nuestro sistema inmunológico, que inicia un contraataque. 

La primera línea de defensa involucra células como neutrófilos, monocitos y células NK (asesinas naturales en sus siglas en inglés), como se detalla en un artículo publicado en 2021 por dos investigadores del Hospital Universitario de Zhejiang en China. 

Posteriormente, ayudan otras unidades inmunitarias, como los linfocitos T, que coordinan una respuesta más organizada a la invasión viral, y los linfocitos B, que liberan anticuerpos. 

Y en este punto es cuando los síntomas se dan en algunas personas, precisamente por la reacción inmunológica como secreción nasal, la tos, la fiebre y dolor de garganta, que son el reflejo del cuerpo para intentar eliminar el virus del organismo. 

Pero, ¿Cuánto tiempo persisten las molestias? Este período puede variar considerablemente. 

“Depende mucho de cada individuo. Hay gente con pocos síntomas que, después de cuatro o cinco días, ya está recuperada. Con otros el mismo cuadro de síntomas demora más en pasar”, señala la infectóloga y viróloga Nancy Bellei, profesora de la Universidad Federal de São Paulo a BBC News. 

“En general, la tendencia es que los peores síntomas, como dolor de garganta y fiebre, duren alrededor de tres días”, estima la especialista. “Después de este período, es normal que las manifestaciones más leves, como secreción nasal y tos, persistan entre siete y diez días”. 

Durante este periodo es importante permanecer aislado, así como descansar y mantenerse bien hidratado para asegurar una buena recuperación. 

“Si después de 72 horas del inicio de los síntomas tienes dificultad para respirar o la fiebre persiste, debes buscar atención médica”, sugirió Bellei. 

Día 15 en adelante: resolución de la infección (o inicio de síntomas duraderos) 

Luego de hasta dos semanas desde el contacto con el COVID-19, el sistema inmunológico “gana la batalla” e interrumpe su proceso de replicación y destrucción de las células. Esta victoria puede facilitarse gracias a las vacunas. 

No obstante, en algunos casos, el virus consigue ganar mucho terreno, puede llegar a órganos vitales y genera un cuadro inflamatorio muy grave, el cual incrementa el riesgo de hospitalización y hasta la muerte. 

Además, en algunos de los pacientes que se han recuperado bien, existe un riesgo de presentar el llamado COVID largo, que son síntomas que pueden durar por meses. 

Los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades (CDC) de EE.UU. estiman que hasta el 13.3 por ciento de las personas con COVID tienen síntomas de larga duración durante un mes o más. 

Por otra parte, más del 30 por ciento de los pacientes con COVID que fueron hospitalizados siguen teniendo algún malestar, que van desde cansancio y dificultad para respirar hasta ansiedad y dolor en las articulaciones, aún después de seis meses. 

Cabe señalar que las fechas presentadas son solo estimaciones promedio, basadas en información publicada en estudios científicos y revisadas por agencias de salud nacionales e internacionales; sin embargo, este periodo puede variar en algunos casos. 

Salud

Xibalbá, la variante mexicana de COVID que afecta la Península de Yucatán

Publicado

el

portada 384738

La nueva variante mexicana BW.1 (Xibalbá) del virus SARS-CoV-2 domina actualmente la península de Yucatán, afirma el Doctor Rodrigo García López, del Instituto de Biotecnología de la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM). 

Esta variante ha sido encontrada hasta en el 75 por ciento de los genomas secuenciados semanalmente en la región, señala el portal Research Square, que publicó el estudio del investigador mexicano. 

El rápido crecimiento de la variante BW.1 coincide con el veloz aumento de casos de COVID-19 en el sureste mexicano durante las últimas semanas, poniendo fin a un período de baja transmisión después de la quinta ola epidemiológica de México. 

La variante BW.1 es una subvariante de ómicron que desciende del linaje BA.5.6.2 (igual que la llamada variante Perro del infierno), que pudo haber surgido en México a principios de julio y rápidamente se volvió dominante en la península de Yucatán (Campeche, Quintana Roo y Yucatán) en octubre. 

BW.1 porta importantes mutaciones de escape inmunitario que se comparten con las que se encuentran en la variante BQ.1, uno de los linajes de propagación más rápida que se han descrito hasta la fecha. 

Origen de BW.1 (Xibalbá) 

El análisis genómico de la variante BW.1 sugiere que podría haberse originado en México durante su quinta ola epidemiológica (junio a septiembre de 2022), derivada de los virus BA.5.6.2 que circulan en Yucatán, que a su vez pudo haber sido importado de los Estados Unidos. 

Síntomas de Xibalbá 

Los síntomas de Xibalbá son muy similares a los que suelen presentar las personas que se contagian con la variante ‘perro del infierno’. 

  • Fiebre 
  • Tos 
  • Cuerpo cortado 
  • Dolor de garganta 
  • Fatiga 
  • Secreción Nasal 
  • Diarrea 
  • Dolores musculares 
  • Pérdida del olfato y gusto 
  • Pérdida de apetito 
  • Afonía 
Continuar leyendo

Salud

Día Mundial de la Lucha contra el Sida: México reporta 341 mil casos de VIH

Publicado

el

SUBHJ2QNL5CINGRDYU2A6LWRJY scaled

En el Día Mundial de la Lucha contra el Sida, el director general del IMSS, Zoé Robledo expuso que, de acuerdo a Censida, al segundo trimestre de 2022, en México se reportó un total de 341 mil casos notificados de VIH, con 7 mil correspondientes a este año. 

Recordó que desde 1998 la Organización Mundial de la Salud declaró el 1 de diciembre como el Día Mundial de la Lucha contra el Sida para crear conciencia sobre esta condición y celebrar los avances en beneficio de la lucha contra el VIH/Sida. 

Refirió que desde el IMSS se realizan diariamente muchos esfuerzos enfocados en la prevención, detección, tratamiento y seguimiento de las personas que viven VIH, como la optimización de los tratamientos antirretrovirales, la participación en campañas masivas de detección, la prevención combinada a través de la detección en mujeres embarazadas y en población con riesgo de adquirir VIH. 

De igual forma, mencionó la implementación del PREP y PEP universal, o herramientas como la atención del Chatbot virtual, que permite un mejor conocimiento de la población que vive con esta enfermedad. 

Robledo expuso que se están implementando protocolos de educación, concientización para que en el IMSS no ocurra discriminación y siempre haya un trato digno e igualitario. 

Expuso que, de julio de 2021 a junio de 2022, el IMSS brindó atención médica a 82 mil 716 personas que viven con VIH. Los tres niveles de atención participan activamente en el cuidado y en los aspectos preventivos.  

“Para las personas con riesgo de adquirir la enfermedad existe la profilaxis preexposición, y para las personas que tuvieron ya una exposición al VIH se otorga la profilaxis post exposición, que debe ocurrir dentro de las 72 horas posteriores a la exposición y previa valoración médica”, indicó. 

Dejó en claro que el Sida es una etapa clínica, por esa razón no se trasmite, el virus que se trasmite es el VIH. Una de las medidas preventivas es asegurar un adecuado control a través del tratamiento, en el Día Mundial de Lucha contra el Sida, donde México reporta 341 mil casos de VIH. 

Continuar leyendo

Salud

Meningitis aséptica en Mexico: Estos síntomas indican un cuadro grave de la enfermedad

Publicado

el

paciente doctor covid efe crop1668612731612.jpg 1902800913

Pese a los esfuerzos y las investigaciones, la aún desconocida enfermedad “meningitis aséptica” continúa agregando víctimas a la lista y enlutando familias en el estado de Durango; los decesos ya acumulan una decena. 

El enigma de la enfermedad ha llamado la atención y ha despertado la solidaridad de los científicos de todo el mundo, quienes están trabajando en la búsqueda de respuestas y de la cura de la “meningitis aséptica “. 

¿Qué es la meningitis aséptica? 

La meningitis es una enfermedad que consiste en la inflamación de los tejidos que cubren el cerebro y la médula espinal. La meningitis viral o aséptica es causada por una infección con uno o varios tipos de virus, bacteria u hongos, señala la Oficina de Salud Pública de Luisiana. 

¿Cuáles son los síntomas de la meningitis? 

De acuerdo con los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades (CDC) los síntomas de la meningitis son los siguientes: 

  • Fiebre 
  • Dolor de cabeza 
  • Rigidez de cuello 
  • Mayor sensibilidad de los ojos a la luz 
  • Somnolencia o dificultad para despertarse 
  • Náuseas 
  • Irritabilidad 
  • Vómitos 
  • Falta de apetito 
  • Letargo (falta de energía) 

La mayoría de las personas que presentan meningitis viral leve, por lo general, se mejoran solas en un plazo de 7 a 10 días. 

¿Hay síntomas que indican gravedad? 

Los CDC indican que las personas con meningitis bacteriana pueden presentar convulsiones e incluso entrar en coma, por lo que es necesario acudir al médico lo antes posible al presentar algún síntoma. 

Los bebés menores de un mes y las personas con el sistema inmunitario debilitado tienen mayores probabilidades de enfermarse gravemente por la meningitis viral. 

Según los CDC, los enterovirus no poliomielíticos son la causa más común de meningitis. Aunque otros virus que pueden causar meningitis son los siguientes: 

  • El virus de las paperas 
  • Los virus del herpes 
  • El virus del sarampión 
  • El virus de la influenza (gripe) 
  • Los arbovirus, como el virus del Nilo Occidental 
  • El virus de la coriomeningitis linfocítica 

¿Cómo prevenir la meningitis aséptica? 

Actualmente, en Estados Unidos no existen vacunas para proteger a las personas contra los enterovirus no poliomielíticos, los cuales son la causa más común de la meningitis. La mejor manera de ayudar a protegerse y a proteger a los demás de las infecciones por enterovirus no poliomielíticos es: 

  • Lavarse las manos con agua y jabón frecuentemente, por al menos 20 segundos, en especial después de cambiar pañales o de ir al baño. 
  • Evitar el contacto cercano (como tocar o dar la mano) con las personas que estén enfermas. 
  • Limpiar y desinfectar las superficies que se tocan frecuentemente. 
  • Quedarse en casa si está enfermo y no mandar a los niños a la escuela cuando estén enfermos. 
  • Evite las picaduras de mosquitos y de otros insectos que transmiten enfermedades que pueden infectar a los seres humanos. 
Continuar leyendo

EDICIÓN 01 - REFINERÍA OLMECA

SIGUENOS EN FACEBOOK

Lo más Visto